Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 7 de julio de 2016

'La resistencia es inútil' de Jenny T. Colgan

Ciencia ficción y humor. Un tandem que camina entre dos mundos y que puede dar resultados magníficos o fiascos tremendos. Por suerte, La resistencia es inútil de Jenny T. Colgan pertenece al primer grupo, añadiendo además un factor de riesgo que lo hace aún más difícil: una historia de amor improbable.
Connie es matemática y pelirroja. Es muchas más cosas, por supuesto, pero son estos dos factores los que la hacen brillar como un faro en un mundo compuesto en su mayoría por hombres raritos. Connie ha sido reclutada junto a otros cerebritos para resolver un enigma, una sucesión de números que, aparentemente, no tienen ningún tipo de lógica.
Y entonces aparece Luke. Un matemático que entre todos los científicos raritos destaca aún más, por razones que se escapan a nuestro, ejem, humano entendimiento. Así, acompañados por otros científicos , Connie y Luke se embarcarán en una huida para salvar sus vidas y, de paso, la del planeta Tierra. Un viaje que les hará cruzar Europa y, oh sí, conocer el amor.
'La resistencia es inútil' es una historia de amor pero, sobre todo, es una historia de amistad y compañerismo. Un recuerdo de que no estamos solos, no ya en el Universo (que también) sino dentro de nuestras propias particularidades y rarezas. Como se suele decir, Cada uno es como es y bastante desgracia tiene. Que todos somos raros, sí, pero con un poco de buena voluntad nos entendemos.
E la parte negativa no puedo evitar rebelarme con la coletilla que la editorial ha impreso en la portada y que creo que sobra: La novela que Sheldon regalaría a Amy. Sí, es inevitable establecer comparaciones con The Big Bang Theory, tanto por algunas situaciones como por los personajes, pero también creo que la referencia es bastante evidente como para necesitar ese tipo de publicidad.
Jenny T. Colgan es una autora inglesa a la que le encanta Doctor Who (entre otras muchas cosas) y de hecho ha publicado algunos relatos inspirados en su universo. También ha publicado historias que no tienen nada que ver, como Encuéntrame en el Cupcake Café y Little Beach Street Bakery, firmados estos como Jenny Colgan. No tengo ni idea sobre el significado de esa T con la que firma sus historias fantásticas pero seguro que esconde una historia apasionante.
Estamos ante una novela que mezcla de manera más que acertada el humor, el amor y la ciencia ficción, una historia agridulce de amistad y lucha por las creencias personales, más allá de lo que el gobierno de turno (terrestre o extraterrestre) considere apropiado. Una novela que nos hace reír, sí, pero también nos hace pensar, y eso siempre se agradece.
Connie se puso un poco colorada. Ser mujer y matemática en un campo tan inusual se parecía un poco a ser famosa, exceptuando el aspecto monetario, la adulación y la ropa gratis.
—Ah, sí, claro —dijo—. Pero... Lo que quería decir es que... No entiendo... Bueno, que creía que era una beca de análisis estadístico. Y hago hincapié en lo de una beca.
De pronto se le cayó el alma a los pies. ¿Lo habría entendido todo al revés?
—Es decir... Creía haber superado la entrevista. He regalado el coche... Me he mudado de apartamento... Quiero decir que si vamos a competir...
—Vaya, ¿quieres respirar en una bolsa de papel?
—¿Qué? ¡No! Quiero que alguien me diga de qué va todo esto.
—Calma —dijo Arnold—. No pasa nada, todos estamos aquí. Nadie tiene ni idea. Evelyn Prowtheroe...
Timun Mas
Traducción: Miguel Antón
ISBN: 978-84-450-0304-6
320 páginas
19,95 euros