Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

martes, 18 de julio de 2017

El Templo de Atenea Niké

El Templo de Atenea Niké, o de Atenea Victoriosa, es otro de los edificios pertenecientes a la Acrópolis de Atenas del siglo V a.C. Los planos sobre los que fue ejecutada la obra fueron proyectados por Calícrates, quien también participó como arquitecto, junto a Ictinio, de la construcción del Partenón.
Templo de Atenea Niké de la Acrópolis de Atenas
La estructura constituye un templo de pequeñas dimensiones, en el que destacan los pórticos con columnas jónicas que flanquean los vestíbulos delantero y trasero que dan lugar a la única nave, sobre la que destacaban los relieves de los frontones y del friso, como piezas escultóricas. En su interior había una estatua de Atenea como una triunfante deidad alada, a la que le habían cortado las alas para que no abandonara el lugar, procurando asegurar el triunfo a sus devotos atenienses en cuantas campañas bélicas tomaran parte. No hay que olvidar que Atenea se convirtió en patrona y protectora de la ciudad de Atenas, tras ganar en un concurso a Poseidón. Según cuenta la leyenda, quien de los dos realizara el mejor regalo a la ciudad sería el ganador. Así, Atenea salió victoriosa del lance venciendo al dios de los mares y océanos, al ofrecer el olivo como presente al pueblo ateniense.
El Templo de Atenea Niké se erigió como monumento conmemorativo de la victoria de los atenienses en la batalla naval de Salamina (448 a.C.), perteneciente a las Guerras Médicas que durante el siglo V a.C. enfrentaron a persas y a un gran número de ciudades estado de Grecia, comandadas por Esparta y Atenas. No obstante, las obras de construcción del templo no se iniciaron hasta el año 421 a.C., ya en plena Guerra del Peloponeso, cuando las dos potencias que anteriormente habían guiado a los helenos contra la invasión persa se disputaban la hegemonía de Grecia.

No hay comentarios: