Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

miércoles, 13 de agosto de 2008

Caos Calmo : Galerie Photos


Caos Calmo : Galerie Photos





La mort soudaine de Lara, son épouse, bouleverse la vie heureuse de Pietro, jusque-là comblé par sa famille et son travail. Le jour de la rentrée, Pietro accompagne à l'école sa fille Claudia, 10 ans et décide subitement de l'attendre. Il se réfugie dans sa voiture, garée en face de l'école primaire. Il fait de même le lendemain et les jours suivants. Il attend que la douleur se manifeste et observe le monde. Il découvre petit à petit les facettes cachées des gens qui l'entourent et l'abordent. Ses chefs, ses collègues, ses parents, ses amis, tous cherchent à comprendre ce drôle de "chaos calme" qui l'habite.

'Los hombres que no amaban a las mujeres', de Stieg Larsson


'Los hombres que no amaban a las mujeres', de Stieg Larsson


El protagonista, Mikael Blomkvist, es un periodista de investigación que sufre un mazazo sobre su credibilidad al principio de la novela. Es un personaje que pronto se gana nuestro afecto gracias a su perseverancia y su férrea ética, aunque tiene un cierto deje perfeccionista y algo arrogante que en ocasiones puede hacerle parecer un tanto antipático. Muchos lo consideran el alter-ego del autor, que efectivamente fue un periodista que investigó durante años las actividades de los grupos de extrema derecha de Suecia. Sin embargo, comparto la opinión de quienes piensan que la personalidad de Larsson se desdobla entre Mikael y el otro personaje principal, Lisbeth Salander.

Stieg Larsson, el autor

Lisbeth es una joven de veintipocos que trabaja como investigadora privada. A pesar de su apariencia (chupa de cuero, piercings, etc.) y de su difícil carácter (muchos informes psicológicos la tachaban de retrasada), su inteligencia y eficiencia serán decisivas en la investigación de Mikael. Lisbeth tiene una personalidad compleja que tiene como resultado una gran reticencia a las relaciones sociales. Una carga que ha arrastrado toda su vida al ser ignorada, e incluso agredida, por gente de su entorno: compañeros de clase, policías, tutores…

Con ella, Larsson aprovecha para deslizar una crítica rabiosa al modo en que la sociedad sueca, aparentemente ordenada y tolerante, trata a aquellos que no parecen encajar en sus normas. Esa feroz crítica social parece ser el tema fundamental del libro, por encima incluso del misterio que indudablemente intrigará a sus lectores. Un ataque contra la violencia que sufren las mujeres, contra la doble moral, contra los abusos de poder de cualquier tipo (empresariales, familiares, etc.) y contra aquellos que pretenden ocultar esa realidad, aunque Mikael tenga que pasar por un amargo dilema en este sentido.

Este es sin duda el principal punto que aleja a esta novela de ser un simple producto de entretenimiento. A ello hay que sumar la concienzuda documentación que ha realizado el autor en torno a los temas y cuestiones que trata en su obra.