Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

sábado, 7 de febrero de 2009

espectaculos

Viernes, 6 de Febrero de 2009

COMO SERA LA 35ª EDICION DE LA FERIA DEL LIBRO

La hora de los escritores

Gianni Vattimo, Fernando Savater, José Emilio Pacheco, Judith Butler y el dominicano Junot Díaz, ganador de un Pulitzer, son algunos de los confirmados para el evento que –prometen– no se verá perjudicado por la crisis internacional.

Por Silvina Friera

Un escritor argentino abrirá la 35ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, con el lema “Pensar con libros”, que se realizará del 23 de abril al 11 de mayo en la Rural. “Como nos hemos quemado con leche, cuando dijimos que la iba a inaugurar Carlos Fuentes hace dos años, hasta no tener la confirmación definitiva, preferimos no dar el nombre”, explica Horacio García, presidente de la Fundación El Libro, a Página/12. Entre las visitas internacionales de esta edición, ya están confirmados el filósofo italiano Gianni Vattimo, el escritor y filósofo español Fernando Savater, el poeta, ensayista, traductor y narrador mexicano José Emilio Pacheco, la filósofa posestructuralista Judith Butler, reconocida por sus notables aportes en el campo del feminismo, la teoría queer y la filosofía política y ética; el escritor dominicano residente en los Estados Unidos Junot Díaz, ganador el año pasado del Premio Pulitzer por su novela La maravillosa vida breve de Oscar Wao (publicada en el país por Mondadori), el pedagogo italiano Francesco Tonucci; Aitana Alberti, la hija del notable poeta Rafael Alberti; los escritores españoles Juan José Millás, Manuel Rivas y Benjamín Prado, el ecuatoriano Jorge Enrique Adoum, autor de Entre Marx y una mujer desnuda; el poeta canadiense Stéphane Despatie, la analista jungiana y profesora de psiquiatría Jean Shinoda Bolen, el poeta, editor y periodista turco Adnan Özer, el escritor noruego Lars Saabye Christensen y los escritores argentinos residentes en Francia Alberto Manguel y Luisa Futoransky.

No es fácil que los escritores asomen sus narices por la “feria más austral del mundo”, como la define García. “Muchas invitaciones fracasan por las distancias –confirma el presidente de la Fundación El Libro–. Hemos invitado en varias ocasiones a Woody Allen, pero no lo hemos conseguido porque parece que le tiene miedo al avión. A Günter Grass hemos tratado de traerlo, pero tampoco pudimos. En el caso de Martin Amis, que suele estar en Uruguay, vuelve a Londres justo en la época de la feria. Paul Auster vino hace unos años porque tenía ganas de conocer el país. Pero a pesar del problema de que la Argentina está muy lejos para muchos escritores, sigue siendo la principal feria de habla hispana y está entre las más importantes del mundo.” Entre las novedades que traerá esta edición, habrá días dedicados a temas especiales, por ejemplo una jornada destinada a la mujer, con presentaciones de libros, conferencias y promociones especiales. Por primera vez se llevará a cabo una Jornada de Microrrelato, coordinada por Raúl Brascá, en la que participarán Luisa Valenzuela y Ana María Shua, entre otros. Como todos los años, no podía faltar el Maratón de lectura, que en esta ocasión será sobre “Cartas de amor” de escritores y otros personajes célebres, como Freud y Marx.

“A pesar de las nuevas tecnologías, el libro sigue siendo la principal herramienta del pensamiento contemporáneo”, señala García sobre el lema “pensar con libros”. La 35ª edición, se sabe, se dará en un contexto de recesión económica internacional. “El público en general no retacea la ida a la feria. Tuvimos público hasta en 2002, un año terrible, pero quizá se resienta la venta –admite el presidente de la Fundación El Libro–. La gente compra libros, pero los más baratos. Sabemos que va a ser una feria complicada, pero el problema no es el público sino cuánto va a comprar y gastar. Seguramente vamos a tener menos visitas de gente de las provincias y de los países limítrofes, como Chile, Paraguay y Brasil. Aunque el público nos acompaña siempre, el mundo editorial no está inmune a esta crisis.” También por primera vez, en el marco de este encuentro del autor al lector, se realizará el Tercer Congreso Iberoamericano de Libreros, El futuro de un oficio, del 18 al 20 de julio, en las jornadas previas a la inauguración para el público. Tecnologías para vender tradicionales libros en papel, nuevos soportes para albergar contenidos, la posibilidad de comprar textos sin comprar libros, mutaciones, transformaciones, permanencias y particiones son el núcleo argumental que se debatirán durante las jornadas del congreso. En el menú que se despliega sobre los 45.500 metros cuadrados de la Rural, no pueden faltar clásicos como el Festival Internacional de Poesía, que ya va por su cuarta edición; La noche de la Ciudad en la Feria, en vísperas del feriado del 1º de mayo, y el stand colectivo que, al igual que el año pasado, agrupará a más de una veintena de pequeñas editoriales independientes como Paradiso, Argonauta, El Cuenco de Plata y Bajo la Luna, entre otras.

“La situación en el mundo editorial se ha vuelto muy cambiante –aclara García–. En este momento el principal problema es la caída de la demanda por la situación económica, aunque el libro todavía no sufrió los embates que ya han padecido otros rubros.” En la caleidoscópica Feria habrá conferencias, mesas redondas, presentaciones de libros, diálogos con escritores, encuentro de narradores, lecturas y actividades para chicos y jóvenes. Después de varios años de “bonanza” económica, se supone que ahora imperará la moderación. En un contexto inestable y recesivo, el clásico del otoño porteño dice, una vez más, presente. Falta un poco más de dos meses para que comience la fiesta en la que los libreros, escritores y editores serán, como siempre, los protagonistas.