Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

sábado, 21 de junio de 2008

Los dioses del Olimpo


Los dioses del Olimpo: "Los dioses del Olimpo

La Naissance de Venus - Bouguereau, Adolphe-William


Los dioses de la grecia antigua vivían en la cima del monte Olimpo, el pico más alto de toda Grecia. Más tarde, la morada fue concebida como ubicada en los cielos. Desde el Olimpo los dioses ejercían su vigilancia sobre el mundo, pero también amaban, luchaban... o se dedicaban a entorpecer la vida de los mortales de acuerdo a su voluntad.

Zeus o Júpiter es el señor del cielo y de la tierra y ejerce su dominación sobre multitud de dioses y seres inmortales, de los cuales, los más importantes son:

Afrodita o Venus,

Apolo,

Ares o Marte,

Artemis o Diana,

Atenea o Minerva,

Demeter o Ceres,

Dionisio o Baco,

Hefesto o Vulcano,

Hera o Juno,

Hermes o Mercurio,

Hestia o Vesta y,

Poseidón o Neptuno.

Hades o Plutón, hermano de Zeus, es el señor del mundo subterráneo. Estos dioses olímpicos son los sucesores de una generación aterior:

Gea o Madre Tierra, fue la primera diosa y engendró la estirpe de los Titanes junto a su hijo Urano. Los Titanes, con Crono a la cabeza, se ocuparon de destronar a Urano, los que a"

Cupido y Psyque


Cupido y Psyque

La historia de Cupido y Psyque pertenece a la tradición romana.

Venus (Afrodita) diosa del amor, irritada por la belleza de Psyque, de dijo a Cupido o (Eros), que la enamorara del peor de los hombres. Inesperadamente el propio Cupido se enamoró y se casó con ella.

Psyque se sentía sola porque su marido sólo la visitaba por las noches, y además le había dicho que nunca le debería de mirar o su futuro hijo no sería inmortal. Para combatir u soledad, venían sus hermanas, las cuales, celosas de su casa, la convencieron de que el marido al que no podía mirar, debía ser un monstruo.

Muy asustada, Pysque tomó una lámpara y miró a su esposo mientras éste dormía. Entonces, Cupido despertó y se marchó. Psyque, llena de remordimientos, lo buscó por todas partes, llegando finalmente al palacio de Venus, donde le impusieron trabajos imposibles de realizar. Durante el último, cayó en un sueño mortal, pero Cupido logró revivirla... y la llevó al Olimpo, donde Júpiter, la hizo inmortal.

Eco y Narciso

Eco y Narciso


Eco y Narciso



Echo and Narcissus - Waterhouse, John William



Eco era una ninfa que por haber ofendido a uno de los dioses, estaba condenada a no poder hablar, excepto por la repetición de la última sílaba de todo lo que se le dijera. Algunas fuentes dicen que Hera (Juno) fue quien le impuso la maldición exasperada por su incesante parloteo; otras fuentes dicen que fue Pan, enojado por su empalagoso amor. Tuvo la mala suerte de enamorarse de Narciso, el hermoso hijo del dios del río Cefiso y de la ninfa Liríope. Sin embargo, como ella solo podía hacer eco de sus palabras, Narciso la ignoró y ella se desvaneció en una sombra. Pero el castigo aguardaba a Narciso: egoísta y despreciativo de todas sus admiradoras se enamoró de su propio reflejo en el estanque y así murió admirándose. Los dioses lo convirtieron en la flor homónima.